El verdadero origen de: “Si los perros ladran, Sancho, es señal que cabalgamos”

Cuántos de nosotros no hemos usado, leído o escuchado la frase: “Si los perros ladran, Sancho, es señal que cabalgamos”? La misma tiene distintas variantes, pero al final todas erróneamente atribuidas a “El Quijote”! Resulta que en realidad no aparece por ningún lado en el libro.

Una de las teorías, que trata de explicar el verdadero origen de la frase, afirma que nuestro gran Rubén Darío la utilizaba para expresar su enojo con la gente. Pueda ser cierto que Darío la pronunciase, sin embargo, no fue necesariamente el primero. Ya existe un consenso casi general de que dicha frase se le acuñe a otro grande, el alemán Goethe (quien muere casi medio siglo antes que nazca el pinolero).

Los expertos han dado con uno de sus poemas llamado Kläffer (Ladrador), y los versos específicos son:

So will der Spitz aus unserm Stall
Uns immerfort begleiten,
Und seines Bellens lauter Schall

Beweist nur, daß wir reiten

Traducido al español sería (tomado de Arturo Ortega Morán, quien cita en la traducción a Roberto Gómez Junco Jr):

Quisieran los perros del potrero

Por siempre acompañarnos

Pero sus estridentes ladridos

Sólo son señal de que cabalgamos

Y esta es, pues, la génesis de tan famosa y mal citada expresión.


4 Responses to "El verdadero origen de: “Si los perros ladran, Sancho, es señal que cabalgamos”"

  • Jorge Magdaleno says:
  • MARINA says:
  • Adolfo Rosales Arley says:
  • Ramon Ledezma says:
  • Alex says:
Leave a Comment